Páginas vistas en total

miércoles, 26 de octubre de 2011

Injertos Vegetales

Un injerto se produce cuando se inserta una parte viva de una planta en otra, y ambas partes se juntan vegetativamente y luego conviven.
La planta base que recibe el injerto se conoce como patrón, mientras la parte vegetativa acoplada, esqueje, injerto o vástago.
Para tener éxito a la hora de injertar es muy importante poner en contacto las diferentes partes que forman los tallos para así garantizar la compatibilidad funcional de ambas partes del injerto, la interacción de las células respectivas, y con ello el tránsito de las sustancias vitales.

No hay ningún método para predecir el resultado de un injerto, pero en términos generales se puede decir que cuanto más afinidad botánica haya entre las especies, mayores son las probabilidades de éxito del injerto.
No pueden injertarse indistintamente todo tipo de plantas, estos se pueden realizar con gran éxito entre plantas de la misma familia botánica, por ejemplo, cítricos sobre cítricos o frutales de una variedad sobre otra variedad, etc.
No obstante hay casos de plantas de muy diferentes familias que pueden injertarse con éxito.

         
¿Para que sirven los injertos?
  1. Como es un método de reproducción asexual, las características del injerto pueden mantenerse intactas en la planta resultante, de tal forma que se usan ampliamente los injertos para obtener plantas derivadas con exactas características florales, productivas o de resistencia a plagas etc, de la planta original.
  2. Permiten utilizar patrones de plantas con elevadas cualidades de resistencia a enfermedades, adaptación a tipos de suelos, vida productiva útil etc. con injertos de otras variedades de alto valor comercial, tamaño de frutos, color, sabor etc.
  3. Como el esqueje puede obtenerse de una planta adulta, su desarrollo puede ser equivalente al de una rama, por lo que pueden lograse plantas mas pequeñas y de elevada productividad en corto tiempo.
  4. En algunos casos, ciertas particularidades del patrón pueden transferirse al injerto y obtener con ello ventajas tales como mayor resistencia al frío, alargamiento notable de la vida productiva en el caso de las plantas anuales y otras, en la planta resultante.
  5. Puede servir para reproducir plantas que no producen semillas o cuya reproducción se hace muy difícil por otros métodos.
  6. Para producir plantas ornamentales multicolores o multiflorales haciendo injertos de variedades de diferentes colores o tipos de flores sobre un mismo patrón. De la misma forma pueden lograrse plantas multifrutales como por ejemplo producir naranjas, limones y mandarinas en un mismo árbol.

2 comentarios:

  1. es muy bueno todo grasias me sirbio de mucho

    ResponderEliminar
  2. pero nombre de el arbol que se esta injertando con otro?
    gracias.

    ResponderEliminar